Uber y Lyft para Android, ¿a favor o en contra?

Es la primera vez que veo que una “pelea” entre opositores a una aplicación y los desarrolladores de la aplicación llega a salir en televisión para resolver el problema.
Estoy hablando de dos aplicaciones en concreto, aunque existen muchas más alternativas y cada día parece que aparecen más: Uber y BlaBlaCa.

Uber y BlablaCar son aplicaciones que te ayudaran a encontrar un coche compartido o un conductor particular que conozca la ciudad y te lleve del punto A al punto B.
Uber y BlablaCar te permiten que el cliente elija el coche y el conductor, ¿quieres ir en un Mercedes? Pues solo tienes que elegir un conductor con un Mercedes.

uber

A un lado de esta guerra se encuentran los profesionales del transporte privado de pasajeros como por ejemplo conductores de taxi (los que más), conductores de transporte privados, conductores de autobuses (los que menos), etc…, que se oponen a este tipo de aplicaciones alegando que un conductor particular no puede llegar a ofrecer el mismo servicio que un conductor profesional que se dedica profesionalmente al transporte de pasajeros.
Al otro lado de la balanza se encuentran los desarrolladores de la aplicación, que alegan que el cliente es quien debe elegir y que su aplicación cumple con las normas éticas y legales.

¿Quién tiene razón? Pues en principio es muy difícil elegir uno u otro bando, y el bando de los conductores profesionales intenta meter presión con huelgas y manifestaciones, sobre todo los conductores de Taxi.
Pero lo gracioso de todo esto, es que lo único que han conseguido hasta ahora los taxistas es aumentar las descargas de estas dos aplicaciones y otras similares, es decir, han conseguido el efecto contrario a lo buscado.

lyft

Por otro lado, algunos países y ciudades han comenzado a sancionar a los conductores particulares y a los usuarios de este tipo de servicios, esto pasa por ejemplo en Barcelona, Bruselas y en otras ciudades, pero aun así, Europa no ha querido prohibir este tipo de aplicaciones para compartir coche o conseguir conductores privados.

Desde un punto de vista profesional, creo que los conductores profesionales tienen derecho a denunciar el intrusismo laboral, pero tampoco pueden hacer nada al igual que yo no puedo hacer nada para detener el intrusismo laboral en mi sector profesional. En el caso de los usuarios, es cuestión de gustos y opiniones, ya que por ejemplo, yo nunca me subiría a un coche de un desconocido así porque si, al igual que nunca haria autostop.

Tanto Uber como BlaBlaCar como el resto de alternativas me parecen un excelente adelanto tecnológico que añaden una buena funcionalidad a cualquier smartphone o tablet con Android y con conexión a Internet.