Seguros para smartphones y tablets

Con la aparición de los smartphones y tablets multimedia apareció un nuevo concepto de seguro para estos pequeños dispositivos, una forma de asegurarse no perder la inversión por una desafortunada caída, salpicadura o cualquier cosa que le pueda pasar a un dispositivo electrónico, hasta pueden llegar a cubrir el robo.

Las pólizas de seguro para smartphones y tablets no son para nada caros, realmente si lo miramos de forma proporcional, el precio más o menos es como el seguro de un coche, incluso algo menos si contratamos el seguro en el momento de comprar el dispositivo.

seguros smartphones

Asegurar un dispositivo es especialmente necesario cuando el precio de adquisición o de posible reparación es muy alto, incluso más que el precio de compra en caso de ser comprado en un operador.

Normalmente las pólizas de seguros para smartphones y tablets tienen las siguientes coberturas:

  • Robo: Pueden cubrir el robo del dispositivo, tanto con fuerza como sin fuerza.
  • Uso fraudulento: Cuando se roba un smartphone, el ladron puede utilizar el smartphone para un uso fraudulento.
  • Roturas: Cubre daños en el smartphone producidos por caídas, golpes, se incluye la pantalla, etc…
  • Filtración de agua: Cubre cuando el smartphone se moja o se cae en un recipiente con agua o similares.
  • Sobretensiones: causadas por un cargador en mal estado o por un fallo en la instalación eléctrica.
  • Sobrecalentamiento: provocado por una exposición a un foco de calor extremo.

Los principales operadores de España también ofrecen sus polizas de seguros para los smartphones que venden. Por otra parte, las principales aseguradoras del mercado español también se han subido al carro de los seguros para smartphones, al igual que grandes cadenas de supermercados como Mediamarkt, FNAC o The Phone House que también han creado sus propias pólizas de seguro para los dispositivos vendidos a sus clientes.

smartphone roto

El momento de asegurar tu smartphone o tablet tiene que ser entre el día de la compra (incluido) y hasta un máximo de 15 días después, ya que si la fecha es posterior a 15 días desde el momento de la compra, la mayoría de las aseguradoras pueden ponerte obstáculos para asegurar tu dispositivo alegando que ya pudo ser dañado.
Evidentemente el precio del seguro va a variar en función del precio del terminal y de las coberturas incluidas en la póliza.

Antes de contratar ningún tipo de seguro, recuerda revisar y leer la letra pequeña del contrato, de esta forma evitaras futuros problemas y malentendidos con tu compañía aseguradora.