Lenovo K900, un smartphone Android con procesador Intel

Posiblemente llegue un momento en el que podamos encontrar los mismos procesadores en los smartphones, tablets y ordenadores de sobremesa, de hecho, ya ha llegado el momento en el que empiezan a aparecer smartphnones con procesadores Intel Atom.
Hace unos meses hable del Geeksphone Revolution, un smartphone con dos sistemas operativos y que llevara montado un Intel Atom de bajo consumo.

Recientemente el fabricante chino Lenovo saco al mercado un nuevo smartphone de 5,5 pulgadas con un procesador Intel Atom de doble núcleo.
El Lenovo K900 lleva un procesador Intel Atom Z2580 a 2,0 Ghz con dos núcleos y cuatro hilos de proceso. La memoria RAM es bastante abundante, ya que cuenta con 2GB de memoria RAM bastante veloces al ser gestionados por una buena placa.

intel atom z2580

El Lenovo K900 lleva 16 GB de memoria interna y es ampliable mediante tarjetas microSD hasta 64 GB de almacenamiento.

En cuanto a la pantalla, el Lenovo K900 lleva una pantalla de 5,5 pulgadas fullHD con una resolución máxima de 1920×1080 y 400 ppi. La pantalla es multitactil y está protegida con la tecnología Gorilla Glass de segunda generación.

El K900 lleva de forma predeterminada Android 4.2 con la interfaz penalizada Le Phone (es desactivable a elección del usuario), aunque posiblemente tenga actualización a Android 4.4 KitKat. La batería incluida es de 2500 mAh, suficiente para mantener funcionando a pleno rendimiento el smartphone durante más de un día.

lenovo k900

La cámara incluida es de 13 megapixeles, fabricada por Sony y con doble flash, sin duda una buena cámara para un smartphone de altas prestaciones.

Sin duda lo mejor de este smartphone es la relación calidad precio, ya que es posible conseguirlo en Amazon por unos 300 euros en la siguiente dirección URL: http://androidentusmartphone.com/lenovok900

Personalmente me encanta semejante “bicharraco” que han creado Lenovo e Intel, y si fuera algo más barato (100 euros menos) me lo hubiera comprado sin pensármelo, ya que sus materiales de fabricación no son de los peores y el rendimiento ofrecido por el Atom de doble núcleo debe ser bestial, a la altura de los últimos procesadores Qualcomm Snapdragon.