El mejor smartphone Android del mercado en 2015

La oferta en teléfonos Android es realmente ilimitada. En este análisis vamos a centrarnos principalmente en los terminales de gama alta que se diferencian de sus competidores directos por sus características técnicas particulares. Veremos su relación calidad / precio, aunque lo que más nos importa en este análisis es encontrar el mejor smartphone Android del mercado en 2015 en función de su calidad.

Trimestralmente comprobamos que se lanzan al mercado nuevos dispositivos que utilizan la tecnología Android, en los que se intenta mejorar los smartphones más destacados de la competencia. Pero debemos de tener en cuenta que uno de estos teléfonos de gama alta dispone de una elevada durabilidad y, en ocasiones, las mejoras no son, apenas, apreciables.

En cuanto a las compañías telefónicas, siempre intentan hacernos caer en la tentación de renovar terminales por otros más actuales para que sucumbamos a sus planes de financiación y mantenernos entre sus listas de clientes durante el máximo tiempo posible. Si nos paramos a pensar un poco, veremos que resulta mucho más económico adquirir cualquiera de estos terminales por libre, dejando a un lado a las operadoras telefónicas.

Es cierto que por la ley actual, todos los smartphones que adquiramos deben ser de uso libre, esto significa que ninguna compañía de teléfonos puede ofrecernos un dispositivo de uso exclusivo para su operador. Por este motivo se han sacado de la manga los planes de financiación. Además, la obligatoriedad de firmar un compromiso de permanencia no es muy recomendable.

Vamos a repasar algunos smartphones que, hasta la fecha, se perfilan como lo mejor en telefonía móvil en 2015.

Sony Xperia Z3

Sony Xperia Z3

Las principales novedades que Sony presenta para sus nuevos terminales, respecto al modelo anterior, Xperia Z2, pasan por el tamaño y el diseño del aparato. El nuevo smartphone de gama alta que presenta Sony, el Xperia Z3, dispone de un tamaño ligeramente más reducido (146.5 x 72 x 7.3) que modifica su diseño, redondeando sus bordes para optimizar su sujeción.

A la par del lanzamiento de este terminal, sacaron al mercado el Sony Xperia Z3 Compact, que difiere de su hermano mayor en que otorga un diseño mucho más compacto que el anterior. Ambos terminales aportan una nitidez de pantalla bastante buena, la diferencia radica en el tamaño, 4,6 pulgadas para el Xperia Z3 Compact frente a las 5,2 del Xperia Z3.

En cuanto a su procesador, Snapdragon 801, genera un mejor rendimiento en el smartphone más compacto, aunque es prácticamente imposible que nos demos cuenta de esto, ya que las diferencias son mínimas.

La cámara de ambos aparatos es muy correcta. Se trata de una de las mejores cámaras que encontraremos en este tipo de terminales. Uno de los puntos fuertes del Sony Xperia Z3 y el Sony Xperia Z3 Compact es su gran funcionalidad de la batería que dispone de una vida útil de, en torno, a dos días completos.

En cuanto a precio, ambos terminales difieren muy positivamente de su competencia directa. En torno a 490 € para el Z3 y unos 420 € el Z3 Compact, son importes bastante más bajos que muchos aparatos de características similares e, incluso, inferiores.

Se trata, por lo tanto de dos smartphones muy recomendables si buscamos teléfonos inteligentes de alta gama.

HTC One M8

HTC One M8

Su procesador, Snapdragon 801, similar al que incluye el nuevo Sony Xperia Z3, le otorga una gran capacidad de rendimiento a este smartphone. Sus principales novedades, respecto a versiones anteriores de la compañía, pasan por la inclusión de una tarjeta de memoria microSD y una pantalla mucho más amplia. Mantiene su diseño y sus acabados.

Su cámara continúa apostando por los ultrapíxels, algo que no consigue encajar del todo. Se trata de una potente cámara que logra muy buena resolución y grandes fotos en entornos oscuros y con dificultades lumínicas. Esto hace que se pierda calidad de las imágenes en otras situaciones menos desfavorables.

Su atractivo diseño y su software novedoso hacen que este smartphone haya conseguido colares entre los puestos más altos en cuanto a calidad en telefonía móvil de gama alta. Su precio actual ronda los 450 €. La pantalla dispone de 5 pulgadas, por lo que es bastante grande, aunque no es de los terminales de mayor tamaño.

Samsung Galaxy S6

Samsung Galaxy S6

No podemos elaborar una comparativa de terminales de gama alta y no mencionar ningún teléfono de la compañía Samsung. Aunque con un precio bastante más elevado que los anteriores terminales revisados, Samsung lanza al mercado el Samsung Galaxy S6 y lo hace para suplir las carencias que nos dejó el modelo anterior, el Samsung Galaxy S5.

Lo mejor de este smartphone es el impresionante diseño que han creado para marcar la diferencia. Se trata de un terminal de 5,1 pulgadas enmarcado en aluminio y con la parte trasera de cristal. Esto le aporta un aspecto impecable y muy novedoso. Realmente, Samsung ha realizado una apuesta bien distinta.

La mejor pantalla en la actualidad es esta del Samsung Galaxy S6, con ajustes perfectos de contraste y brillo y una gran cantidad de colores que resultan casi perfectos a la vista. Han cambiado significativamente el lector de huellas dactilares, aportando una funcionalidad mejorada. En estos momentos, simplemente, es necesario apoyar el dedo sobre el lector, sin necesidad de tener que realizar movimientos.

Utiliza un procesador Samsung Exynos 7420 que no aporta grandes características en su funcionalidad gráfica, ya que el iPhone 6 sigue ganando la batalla en este sentido. Dispone de una cámara de 16 megapíxeles que garantiza una óptica estupenda. Las fotos que realiza este smartphone son realmente buenas en distintas condiciones de luminosidad.

La durabilidad de su batería no aporta ninguna diferencia respecto a otros smartphones de gama alta. Con un uso elevado, es posible que su autonomía llegue a un día, pero no más. El Samsung Galaxy S6 no incluye ningún tipo de lector de tarjetas, pero sí que dispone de un almacenamiento interno de 32 GB como mínimo, por lo que no se hace necesaria la inclusión de esta característica.

El precio del Samsung Galaxy S6 está en torno a los 690 € y el de su hermano mayor Samsung Galaxy S6 Edge puede llegar a los 850 €. Quizás este sea el mayor “pero” de este terminal. Se trata de uno de los smartphones Android más caros del mercado actual.