Como arreglar un smartphone mojado

¿A quien no le ha pasado que se le ha caído el smartphone en agua y al sacarlo está apagado y no enciende? Pues posiblemente a todo el mundo, ya que un descuido lo tiene cualquiera y es fácil que se te caiga un dispositivo electrónico en el agua como por ejemplo el smartphone.
Cuando un smartphone encendido se cae al agua se produce cierta reacción en las partes electrónicas, en primer lugar, normalmente es un pequeño cortocircuito quien apaga el móvil de golpe, es decir, no se apaga por el golpe en sí, sino por la humedad.

arroz smartphone

Al producirse el pequeño cortocircuito y cortarse el suministro electrónico con el apagon, el smartphone se “autoprotege” frente a los efectos de la humedad, por lo que no es recomendable intentar encenderlo (aunque no encienda) sin antes realizar una serie de pasos que nos ayudaran a eliminar la humedad de los circuitos electrónicos y volver a tener nuestro smartphone funcionando de nuevo como antes.

  1. Primero y antes de nada secamos el móvil totalmente en la parte exterior para que al abrirlo la humedad no llegue al sensor de humedad (en caso de que no haya llegado), en caso de los Samsung Galaxy S2 y Samsung Galaxy S3 si no secamos antes el móvil es muy posible que se moje el sensor y perdamos totalmente la garantía.
  2. Lo siguiente que vamos a hacer es sacar la batería, ya que cuando el smartphone esta mojado, con la humedad cerca es mejor tener la batería lejos, es decir, fuera del smartphone por lo que pueda pasar (mejor prevenir que curar).
  3. Vamos a secar la batería y el hueco donde encaja (en caso de que estén húmedos), cuidado con los sensores de humedad y con los contactos de la SIM y la microSD, después de todo esto las partes a las que se puede llegar sin desmontar deberían quedar totalmente secas.
  4. Vamos a darle un poco con el secador, no de forma directa, para no dañar los componentes electrónicos al calentarlos demasiado, solo para intentar secar zonas internas a donde no tenemos acceso.
  5. Por ultimo vamos a meter nuestro smartphone en un bote con arroz durante unas 24 o 48 horas para asegurarnos de que está totalmente seco, el arroz absorbe muy bien la humedad (solo hay que ver como se traga el agua al cocer arroz) y nos ayudara a sacar la humedad de las zonas internas.

Aunque puede parecer una animalada, si tienes un deshumificador potente en casa puede ser una muy buena opción encerrar en una habitación (que no sea el baño) al deshumificador junto con el smartphone durante al menos 12 horas de funcionamiento, incluso se podría mejorar la absorción de humedad si le ponemos encima arroz al smartphone.

Por otro lado, actualmente existen smartphones con Android que son capaces de resistir darse un baño siempre y cuando la carcasa exterior se encuentre en perfectas condiciones (sobre todo las juntas y las gomas de cierre).

Después de todo esto, como conclusión solo me queda decir, que si le tienes cariño a tu smartphone, mejor que no se te caiga al agua, porque es una lotería.

  • Lo mejor sería quitar la batería y enviarlo directamente con un técnico, ellos deberían tener las herramientas necesarias y las técnicas adecuadas para una satisfactoria reparación.